Rutas a pie por la Barceloneta II. De las paellas al gas.

Qué ver 0 117
Rutas a pie la Barceloneta II
La plaza de la iglesia.

En esta segunda entrega de rutas a pie por la Barceloneta la iniciamos en el mismo lugar que la anterior. Saliendo del metro que comparte nombre con el barrio, vamos todo recto por el Paseo Juan de Borbón esquivando a los “hostess” de los restaurantes que intentarán por todos los medios meternos una paella en el estómago independientemente de la hora que sea. Empresarios paquistaníes se han hecho con la mayoría de los negocios de hostelería tradicionales en esta calle; los han reformado y mantenido la estética original aunque ni la calidad de la comida ni el precio son los de antes (ambos han bajado). Como regla general para orientarse: cuantas más fotos tenga el menú, peor será la comida.

Al llegar a The fastnet (Paseo Juan de Borbón 22) el único pub irlandés del barrio, giramos a la izquierda y llegamos a la Plaza de la Barceloneta, presidida por la Iglesia de Sant Miquel del Port. El templo, que data 1753 es uno de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa del barroco académico. Fue proyectado por el ingeniero militar Pedro Martín Cermeño, tiene influencia italiana y planta cuadrada, con una cúpula central sobre cuatro pilares. En 1863 fue reformada por Elies Rogent, que amplió el espacio de la iglesia y la distribuyó en tres naves, con una nueva cúpula sobre un falso crucero. En el interior había un retablo barroco, obra de Deodat Casanovas, desaparecido en la reforma de 1863. A principios de la guerra civil, un fiel escondió la campana en las aguas del puerto para protegerla de las acciones de los revolucionarios contra los edificios religiosos. Allí se quedó hasta que en 1950 un submarinista que sabía la ubicación exacta la recuperó. Fue retornada a su lugar ese mismo año.

Frente a la iglesia, en el centro de la Plaza, hay una reproducción de la Fuente de Canaletas en las Ramblas que, aunque probablemente proceda de una serie fabricada en Francia, hay quien la atribuye al mismísimo Gaudí.

La casa de la Barceloneta y la Biblioteca.

Al salir de la iglesia, giramos a la izquierda por la calle Sant Miquel  y caminamos hasta llegar a la calle Sant Carles. En el número 6 hallamos La Casa de la Barceloneta 1761. Abandonada y en ruina durante muchos años, es la edificación más antigua que se conserva del barrio (aunque no fue la primera que se construyó), actualmente alberga un centro de estudios sobre la Barceloneta que se ha convertido en espacio de encuentro para asociaciones, grupos y personas vinculadas al área. Están conformando un archivo fotográfico con fotos de los vecinos. La restauración del edificio es bastante dudosa, prácticamente se ha hecho de nuevo. No esperan encontrar en su interior una reproducción de cómo se vivía en el barrio hace más de doscientos años.

Un poco más a la izquierda y en la misma calle está La Biblioteca La Fraternidad (entrada por Conde de Santa Clara 8-10). En el segundo piso había un teatro con capacidad para 400 personas. Reabierta en 2001, ocupa un hermoso edificio (obra del arquitecto Francesc Guàrdia i Vial) que fue sede de la Cooperativa Obrera del mismo nombre entre 1918 y 1936. Tiene una excelente sección de literatura marina para niños.  

Biutiful y la fábrica de gas.

Giramos a la derecha por la calle Pescadors y llegaremos a la más ancha Almirall Aixada. En el número 8  hay un edificio que actualmente albergan oficinas e  instalaciones de Cáritas dedicadas a atender a niños en situación de exclusión social y que está presidido por una marina de dudoso gusto. Fue hasta 2011 una iglesia abandonada y es aquí donde acudía el personaje de Javier Bardem en la película Biutiful (2010) de Alejando González Iñárritu (el exterior, el interior se rodó en otra localización).

Yendo por la Almirall Cervera en sentido contrario al Port Vell encontramos la playa. Si subimos el Paseo Marítimo hacia el Port Olimpic encontraremos un pequeño parque donde se conservan una chimenea y un puente grúa del complejo fabril de la antigua Maquinista así como el gasómetro y la estructura metálica de la antigua fábrica de gas que funcionó aquí desde 1842 hasta 1970 sin que nadie se preocupara demasiado por la toxicidad de las frecuentes fugas. Un hermoso edificio modernista construido en 1907 por Josep Domènech i Estapà para albergar las oficinas de la empresa es hoy un centro dedicado a actividades relacionadas con la energía sostenible que lleva el bonito nombre de La Fábrica del Sol.

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Valoración del Editor

  • Valoración
  • Puntuación total

Valoración del usuario

  • Valoración
  • Puntuación total

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *

Ofertas de alojamiento

Indica tus fechas

Fecha de entrada

calendar

Fecha de salida

calendar

Sin comisiones
y precio mínimo garantizado

Planes en BCN

Enlaces interesantes

La Barceloneta en Facebook